Indicador OGP

Con el fin de poder evaluar de forma independiente el conjunto de los ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas hemos desarrollado nuestro propio indicador de eficiencia del gasto público.

El “Indicador OGP” se basa en siete dimensiones clave para determinar la eficiencia del gasto: sostenibilidad del gasto, nivel de endeudamiento, desviación de la planificación, recorrido impositivo, gastos de personal, nivel de servicios prestados y grado de inversión pública.

Cada una de las dimensiones, como el propio Indicador OGP, se puntúa de 0 a 10 en relación al comportamiento medio  de entidades de gasto de similares características. De esta manera cada una de las entidades de gasto se compara con aquellas de su misma tipología y conseguir diferenciar comportamientos atípicos positiva o negativamente. Una nota de 5 determina que la entidad de gasto se comporta de manera similar a la media.

Hemos desarrollado una tipificación de ayuntamientos que contempla 32 grupos para asegurar que cada ayuntamiento se compara sólo con aquellos que reúnen las mismas características sociodemográficas y económicas. La tipificación de ayuntamientos obedece al hecho de que el tramo poblacional es insuficiente para realizar comparaciones entre patrones de gasto e ingreso.

De la misma manera los grupos de comparación discriminan los distintos regímenes fiscales para el total de las entidades.

Valoramos cada dimensión clave del gasto de forma comparada basándonos en la desviación típica respecto a la media de su tipología y en último término se normalizan y ponderan todas las dimensiones elegidas dentro de un indicador único; el Indicador OGP.

El Indicador OGP se basa en las últimas fuentes oficiales y se actualiza tan pronto como se publica nueva información. En el caso de los datos presupuestarios toma los presupuestos liquidados consolidados.

A efectos comparativos Madrid y Barcelona quedan incluidas en el grupo de ciudades de más de medio millón de habitantes.

¿Qué mide cada una de las dimensiones?